domingo, 5 de noviembre de 2017

Comprendiendo los TCA


Irene Alonso Vaquerizo, autora de "Ana y Mía, no quieren ser princesas", te cuenta en este post el proceso creativo de su libro, y lo que la motivó a escribirlo.


Desde Meridiano Editorial, deseamos que la lectura de este post te acerque un poco más a la  autora y te motive a la lectura de su libro.



Portada del libro de Irene Alonso Vaquerizo



"Ana y Mía no quieren ser princesas. La cara oculta de los trastornos alimentarios" es un libro que pretende favorecer la compresión y empatía de estas alteraciones, útil y práctico para afectados y  familiares. 

Los trastornos alimentarios son alteraciones psicológicas por lo tanto, no se eligen,  y conllevan sufrimiento. 


Busquemos ayudar y no juzgar a los que los padecen. 


En el siguiente post te resumimos los que puedes encontrar en sus páginas.    
 
La idea de escribir un libro de estas características empezó a rondarme cuando llevaba diez años trabajando con afectados y sus familias en  la asociación ADANER (Asociación en defensa de la atención de la anorexia nerviosa y bulimia), y tardé cinco años más en ponerme a hacerlo. Mi colaboración con esta asociación me ha permitido ver a estas alteraciones desde diferentes  ángulos y visiones, según las características del afectado y su familia. Es una experiencia  muy enriquecedora  y un complemento a mi práctica clínica. Mi participación en grupos de familiares y afectados me ha facilitado acercarme más a su entorno social, a sus problemas cotidianos y no solo a los síntomas. Fue esta visión familiar y social de los trastornos lo que me llevó a querer plasmarlo en un libro que resultase práctico y didáctico

Considero que es un libro útil, incluso para aquellos que  no padecen el problema y que  tienen curiosidad de conocer a las personas que los experimentan. Una aproximación al día a día de los afectados y sus familias, sin emitir juicios. 

Generar una actitud empática en el lector fue uno de mis principales objetivos. Para lograrlo era fundamental conocer a las personas que están detrás de los síntomas. 

Mi motivación era promover la comprensión frente al juicio

Cuando se conoce la situación que vive el otro es mucho más difícil criticarle. Me costó mucho encontrar la fórmula para lograrlo, fueron meses de pruebas y al final me decidí por intentar describir situaciones a través de historias de personas que padecían TA. Así surge la primera parte del libro, las seis historias que tienen de protagonistas a afectados de TA y sus familias. Al final de cada historia, intento ser didáctica explicando al lector lo que hay detrás de ciertas actitudes alteradas que expresa el protagonista. Con ello pretendo ayudar a entender con un lenguaje sencillo lo que se esconde detrás de las palabras: ansiedad, depresión, restricción alimentaria, atracón de comida…. 

El enfoque es realista, reflejo de quienes lo padecen, yendo más allá del prototipo de enfermo de TA. Personas con diferentes edades, caracteres, síntomas, necesidades…. Y su  universo familiar. No solo los sufren mujeres adolescentes, también hay adultas y hombres, aunque en menor número. 

Historias generadoras de esperanza apoyadas por los hallazgos de los últimos estudios, lo que espero contribuya a dar esperanza en que se puede superar un trastorno de este tipo. 

Práctico al estar basado en el conocimiento de años de observar  y escuchar a afectados y sus familias. 

Un libro comprensible para  todos  y solo para quienes  no se dedican al ámbito de la salud mental. 

El libro está estructurado en tres apartados

La primera parte son seis historias, y son a través de estas historias donde se muestran los diferentes trastornos alimentarios: anorexia, bulimia, trastorno no especificado y trastorno por atracón. 

Las historias están protagonizadas por cinco mujeres y un hombre, de esta forma intento mantener más o menos la proporción que señala que de diez casos uno será de un varón. Las edades también son diversas, una adolescente, dos mujeres jóvenes, una mujer y un hombre adultos y una mujer de edad madura.  Aunque la edad más habitual de comienzo de estos trastornos es la adolescencia, hay mujeres y hombres adultos que lo padecen, en algunos casos se iniciaron en la adolescencia y en otros debutaron en el trastorno a edades adultas. La variedad (edades, sexo, síntomas, personalidades, gravedad…) ayuda a que los lectores afectados puedan identificarse y también a conocer que estas alteraciones son diversas. Después de cada historia, doy algunas explicaciones clínicas para ayudar a comprender lo que le sucede al protagonista y su familia. 








En la segunda parte explico cómo se origina  y desarrolla el trastorno, las repercusiones en la salud física y psicológica, las posibles opciones de cambios con el entorno, la explicación de diferentes tratamientos, las dificultades en la aceptación de la alteración y del tratamiento, la preocupación familiar (no entender, angustiarse, culparse...) y la necesidad de su sana implicación en el proceso para el beneficio de ellos mismos y del afectado. 
En la tercera parte facilito una guía dirigida a que los familiares puedan convertirse en un apoyo sano durante el proceso de recuperación del trastorno. 


Espero que os ayude y que mantengáis la esperanza para seguir luchando.  

miércoles, 11 de octubre de 2017

Día de las escritoras...

Nuestro editor Carlos Yáñez nos ha regalado estas palabras:


El próximo día 16 de octubre es el día de las escritoras. En Meridiano lo celebramos porque más de la mitad de nuestros autores son mujeres y creemos que, al menos en esta faceta, estas se han incorporado de pleno derecho a la sociedad y al mundo cultural.

En este sentido, habría que ir incluso bastante más allá, porque lo cierto es que el papel que juegan las mujeres en el actual panorama literario es más relevante que el de los hombres y en una doble vertiente: por un lado, como fértiles y originales creadoras y, por otro, como gestoras y mantenedoras del ecosistema cultural.

Y es que en las últimas décadas el panorama de las letras ha sufrido un enorme cambio. Actualmente hay más lectoras que lectores, es presumible pensar —aunque no haya estadísticas fiables al respecto— que hay más escritoras que escritores, y el mundo de la escritura y de la edición literaria es predominantemente femenino. Es cierto que, como en otras áreas de la actividad, tampoco en esta industria el poder femenino se corresponde con lo que sería lógico y deseable, cuando menos desde un punto de vista proporcional, pero es evidente que todo se andará.

¿Qué hace a una escritora diferente de un escritor? Nosotros pensamos que, a día de hoy, ya no se puede hablar de diferencias intrínsecas y es más correcto referirnos a buenos o malos escritores o escritoras. Y del mismo modo que no tiene ningún sentido hablar del «lector hembra» (aunque con este término no aludía solo a mujeres) al que se refería Cortázar en una misoginia que hoy nos resultaría completamente injustificable, es igualmente absurdo o extemporáneo hablar de una escritura «de mujeres». No porque esta no exista —una literatura hecha por y para mujeres— sino porque en la actualidad hay escritoras cuyo sexo solo se confirma por su nombre en las cubiertas de los libros, pero cuya escritura tiene tanto de sí mismas como poco de su ego, condición a nuestro juicio indispensable para ser un buen escritor, se sea del sexo que se sea.








Una de las cosas por las que nos distingue estar en el primer mundo es la igualdad de la mujer. Solo podremos permanecer ahí si las mujeres juegan ese papel que están llamadas a desempeñar, sin trabas y sin diferencias propias de otra época. Porque el tiempo siempre juega a favor y hace mucho tiempo que se hizo evidente que el talento va más allá de razas, edades, sexos e incluso de las diferentes capacidades.


Nuestro homenaje, por tanto, en este 16 de octubre para nuestras escritoras y para todas las escritoras del mundo que lo son o quieren serlo. Ánimo y a seguir creando, algo que, por lo demás, está en lo más profundo de la naturaleza femenina...

jueves, 28 de septiembre de 2017

Autores de Meridiano: Javier Costas Franco

Continuando con la presentación de nuestros autores, en este caso contamos con Javier Costas, autor de: "Tranquilos, que yo controlo", de Meridiano Editorial.

Como siempre desde que comenzamos esta serie, reproducimos las palabras del autor.



¿Por qué escribir sobre seguridad vial?



"Empecé mi carrera profesional a los 18 años, y desde entonces tuve un contacto habitual con el mundo de la seguridad vial, al que había estado ligado solo como alguien a quien le despertaba curiosidad. En todo este tiempo he comprobado que con una mayor educación vial, el número de accidentes, heridos y fallecidos bajaría de forma impresionante

Existe una profunda incultura sobre lo que esto significa y el impacto que tiene en toda la sociedad.


Aunque hoy día tenemos en España la siniestralidad histórica más baja -en relación al número de vehículos y gente que circulan- cada día fallecen en nuestro país entre tres o cuatro personas. En cierto modo nos hemos acostumbrado y creemos que, debido al progreso, es una cifra aceptable y que poco más se puede hacer por reducirla. Primer error

Prácticamente 9 de cada 10 accidentes se pueden explicar por un error humano, por descuido, negligencia o mala intención. Los coches autónomos bajarán la siniestralidad al mínimo en décadas, ¿y mientras tanto? Ahí entramos en juego nosotros, las personas.


Cuando escribí "Tranquilos, que yo controlo" intenté encontrar la forma de poder contar cosas aburridas, técnicas y desagradables a un público poco predispuesto a mirar ese contenido. Es más, pensé en la gente que solo ve el transporte por carretera desde una perspectiva 100% pragmática, como si fuesen electrodomésticos. Esa era mi idea, trasladar a la gente algo que le concierne en su día a día, pero que no le suele prestar atención. 



Portada del libro del autor


Espero que cada lector de "Tranquilos, que yo controlo" esté mucho más preparado para evitar situaciones peligrosas y pueda salir airoso de ellas. Lo que cuento en sus páginas me lo he aplicado a mí mismo multitud de veces, y de momento puedo decir que he salido siempre ileso, aunque me haya llevado más de un susto.

Todos tenemos responsabilidades en el tráfico, empezando por ser peatones, y no hace falta conducir un vehículo para sufrir un accidente. Es tan sencillo como ir despistado, mirando el móvil o dispersos en nuestros pensamientos. A veces una simple mala acción, descuido o torpeza puede tener grandes consecuencias. 




Ejemplo de accidente de tráfico





Solo hay que imaginar cómo serían nuestras vidas si los accidentes de tráfico y sus consecuencias se redujesen en un 90%. Pongamos todos de nuestra parte, y controlemos de verdad, porque aún queda tiempo para que los coches autónomos hagan de las carreteras un lugar tremendamente seguro."

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Autores de Meridiano: Susana García Pinto



Continuando con la serie que hemos comenzado, nuestra autora, Susana García Pinto, te cuenta el proceso de creación que vivió con su libro, La luz de tu silencio, libro que está caminando poco a poco en el mercado, pero con paso firme.


Desde Meridiano Editorial agradecemos a Susana García Pinto su participación y reproducimos sus palabras de manera literal.



"Hace escasamente un año que me encontraba plenamente inmersa en la narración de las peripecias que Facundo, mi padre, me había empujado a vivir. 

Mi querido Carlos, director de Meridiano, me había puesto delante un doble reto: por una lado, el de dar voz a las personas que viven más allá del conjunto de los síntomas del alzhéimer, deseosas siempre de ser escuchadas y vistas, y por otro el de hacer realidad una de mis fantasías más longevas –casi tanto como yo- la de escribir un libro



Alzheimer
Alzheimer, demencia.




Acepté este dos en uno sin pararme a sopesar, ni siquiera a imaginar, que el libro llegaría un día a manos de personas desconocidas, y que sus ojos transitarían por sus páginas. Esas páginas que hace justamente un año iban saliendo de una forma sorprendentemente natural de lo más íntimo de mi ser. 

Ahora, según escribo estas líneas, “La luz de tu silencio” ha cumplido ya tres meses y sin duda tiene vida propia. Desde que deslicé por vez primera mis manos por sus satinadas tapas, han sido muchas las sorpresas, tantos los mensajes recibidos de agradecidos lectores, que me doy cuenta de que necesitaré mucho más tiempo del que tardé en escribirlo para poder digerir toda esta experiencia.



Portada de La luz de tu silencio
Portada de La luz de tu silencio


Unos me dicen que han reído y han llorado con las aventuras de Facundo en la primera parte. 

Otros, que el libro les ha hecho pensar, o que las cartas de la empatía y la escucha les han llegado especialmente y les han ayudado a comunicarse mejor con su familiar. Algunos me escriben entusiasmados porque han conseguido mirar a su ser querido desde otra perspectiva y comparten que lo que al hacerlo han sentido no puede ponerse en palabras. Los hay también que espontáneamente me han contactado para decirme que ahora por fin comprenden lo que es la verdadera conexión entre dos personas

Y lo más sorprendente de todo: las personas a las que el libro ha ayudado a transitar por circunstancias difíciles de sus vidas, que no tenían nada que ver con la demencia

A todos ellos les estoy profundamente agradecida, al igual que a Carlos, mi querido editor, por ponerme delante la maravillosa oportunidad de ofrecer unos rayitos de luz y de consciencia en el contexto de una enfermedad a priori tan oscura."


Para comprender y entender este texto, recomendamos encarecidamente la lectura del libro de Susana, si aún no lo has hecho.

Muchas gracias Susana, por tus palabras, y por el bello libro que has escrito.


miércoles, 23 de agosto de 2017

Autores de Meridiano: Luis Sebastián Pascual



Continuamos con los posts de los autores de Meridiano Editorial, a continuación Luis Sebastián Pascual cuenta como le surgió la idea de escribir La pastilla verde y el proceso que vivió hasta que la idea se hizo libro.
Recordamos a los lectores que pueden adquirir este libro en: 



"Tan generalizada como equivocada -e injusta- es la idea de que las técnicas de memorización son algo propio y exclusivo de jóvenes estudiantes.
Equivocada porque, vamos a ver, ¿quién no va a realizar mejor cualquier tarea -personal o profesional- contando con una buena memoria? E injusta porque, cualquier beneficio que las técnicas pudieran proporcionar, un adulto lo pierde creyendo que eso no es para él, que solo es "cosas de críos".
Mis últimos libros sobre técnicas de memorización habían estado enfocados claramente al mundo del joven estudiante (al fin y al cabo, es quien más demanda este tipo de literatura) y en cierto modo me sentía en deuda con el público adulto, por lo que me rondaba la idea de escribir algo en esa línea. Pero, pongámonos en la piel del editor: ¿realmente habría mercado para este tipo de libro, técnicas de memorización para adultos?
Una pequeña encuesta en la web <www.mnemotecnia.es> me convenció de que sí, merecía la pena embarcarse en la aventura de un libro como La pastilla verde: técnicas de memorización para mayores de 40 años
Eran las navidades de 2012.
Pero escribirlo no fue fácil. Una cosa es tener claro el qué y otra es tener claro el cómo.
Una técnica de memorización es lo que es, da igual que se lo cuentes a un chaval de 15 años o a un jubilado de 65, has de describir lo mismo. Y no me apetecía repetir las explicaciones de otros libros, tenía que hacer una obra original que no se pareciese a nada de lo existente. Pero, ¿cómo?
Puede decirse que en el primer año de trabajo con La pastilla verde no escribí ni una sola palabra, ocupado en encontrar la fórmula adecuada con la que abordar el proyecto. Después de mil ideas y otros tantos descartes, decidí la línea a seguir: ¿qué diferencia a un joven de un adulto? El joven no suele tener mucha paciencia para explicaciones y quiere ir directo al grano; el adulto, por contra, es más reflexivo y no se contenta con que le digas "esto es así", has de convencerlo con unas buenas razones del porqué.
La pastilla verde, por tanto, no se limitaría a explicar las cosas, mostraría también su origen, la evolución, el propósito y el porqué las técnicas son como son. Y para convencer al lector de que todo esto no era una locura mía, cedería la palabra a otros autores, tanto antiguos como modernos, que ya trataron acertadamente del tema.
Esto supuso iniciar una importante tarea, no de investigación -todo cuanto se cuenta en el libro ya lo sabía antes de empezar a redactarlo-, pero sí de documentación; volví incluso a leer libros enteros tan solo para encontrar en qué página decía tal autor tal cosa. Preparar el guión y recopilar todos los datos citados en el texto llevó prácticamente otro año de trabajo.
Después vendría el proceso de redacción -que no es poca cosa-, presentar el borrador a la editorial, iniciar las correcciones, etc. Finalmente, en septiembre de 2016 llegaba La pastilla verde a las librerías.


Portada de La pastilla verde.

Sinceramente, si al empezar llego a ser consciente de todo el trabajo que acarrearía este libro, seguramente no lo hago. Pero también debo decir que el resultado final bien merece la pena.

Cada lector se aproximará al texto con un propósito: unos encontrarán ahí justo lo que andaban buscando, otros no tanto. Pero creo que el libro cumple sobradamente con el objetivo marcado; más allá de cual sea su edad, todas las aventuras, anécdotas, detalles, etc. alrededor de las técnicas atraparán a quien alguna vez haya sentido curiosidad por el mundo de la memorización, y formará -como no- a quienes deseen presumir de una excelente memoria".


Gracias Luis, el proceso de escribir es duro y lento, pero merece la pena.

martes, 1 de agosto de 2017

Autores de Meridiano: Marta Eugenia Rodríguez de la Torre


Meridiano Editorial pretende que sus lectores conozcan algo más a los autores, y por ello le hemos pedido que nos indiquen lo que supuso para ellos el escribir su libro, lo que les hizo sentir.

Comenzamos con:


Cuenta de modo personal su opinión sobre su libro, en estas breves palabras el lector puede encontrar de forma amable y sencilla la opinión de la autora y lo que siente cuando escribe. (Reproducimos en su totalidad las palabras facilitadas por Marta Eugenia).

No hay que olvidar que los escritores cuando escriben dejan en sus páginas parte de sus pesares, alegrías y vivencias, es por ello que no solo escriben también comparten con los lectores parte de sí mismos.


Hay alguien ahí, un libro tríptico para comprender la sobredotación


Portada del libro


"Para mi cada libro es un reto pues me pone a prueba en tres aspectos: creatividad, profundidad y multiplicidad. 

Un libro tiene que tener un enfoque único que lo distinga de los demás no sólo en su temática sino también en su enfoque. En este no se busca ni pretende una información sesuda sobre lo que es un sobredotado sino que se asienta sobre los años que van conformando la vida para retratar su experiencia, también acuden a este cónclave las personas que forman parte de su círculo más próximo y otras que sin pretenderlo son importantes para él o inciden en algunos aspectos de su vida y se establece la necesidad de crear puentes que unan voces y ayuden a crecer. 

Es profundo como son los sentimientos con sus contradicciones y su devenir, con la fluidez del tiempo que no lo cura todo y con el desgarro o impronta de las manchas que nos produce cada despertar pero también es sencillo porque los seres humanos funcionamos como metrónomos entre los tiempos del amor y la necesidad de ser amados.  

Es un libro divergente y múltiple porque mira con los ojos y con otros sentidos, también con los pies que se cansan de caminar y con los silencios que a veces cortan como cuchillos.


Escribir para mi es un tiempo de reflexión y después una lucha contra el reloj porque siempre escribo los libros de un tirón y creo que esto sólo es posible cuando se tiene claro lo que se tiene que decir, herida en lo que deja sentir y aroma en lo que quema después de hacerlo.

Emprender ahora la singladura de un nuevo libro me supone enfrentarme al miedo de conocerme más, al espejo que refleja una mirada con más arrugas y a la apasionante aventura de atravesar mis propios límites. Lo estoy haciendo pero en mi memoria late con especial fuerza este libro sobre la sobredotación quizá porque yo también lo soy y ahí la ficción da paso a la realidad."

Muchas gracias por tus palabras Marta.

lunes, 19 de junio de 2017

Entrevista a Susana García Pinto, autora de La luz de tu silencio




Meridiano Editorial hace unos días le hizo una breve entrevista a la autora de La luz de tu silencio, Susana García Pinto.


Susana en la presentación del libro





Reproducimos el texto para que podáis conocer sus respuestas.



1. Después de haber terminado el libro, ¿cómo te has sentido? ¿Te ha ayudado personalmente?

Me he sentido muy bien, ha sido una experiencia interesantísima y muy intensa escribir estas páginas, descubrir mi creatividad para plasmar mis ideas y experiencias de una forma creo que amena y que conecta bien con el lector. 

Desde luego que me ha ayudado. Sobre todo a profundizar sobre un tema que realmente me apasiona y está tan cerca de mi corazón. Llegar a la conclusión de que para afrontar el alzhéimer de una forma luminosa se necesitan básicamente las mismas habilidades que para vivir la vida de una forma consciente y plena, es algo en lo que no había caído antes de escribirlo. 

Y ni que decir tiene que al contar mi historia personal y la de mis seres queridos nos ha traído a todos aún más cerca.

2. Ahora, mirando todo con perspectiva, ¿cuáles son tus sensaciones?

Que fue un viaje arduo y muy bonito. Y sobre todo que le estoy muy agradecida a la vida por haberme puesto estas circunstancias delante para que yo las aprovechara y supiera ver todos los regalos que me traía – y en especial el descubrir y forjar una conexión tan fuerte y profunda con mi padre, Facundo -. A día de hoy sigo aun recibiendo regalos de aquel entonces. Es muy bonito.


3. Crees, que si te enfrentaras de nuevo a esa enfermedad ¿lo harías de forma distinta? O ¿no cambiarías nada al respecto?

Hay una cosa que sin duda haría diferente si volviera a pasar por la enfermedad, y es el atreverme a mirar más de frente a los primeros síntomas de mi padre, a haberle escuchado más en esos dos años en los que claramente veíamos que algo no funcionaba. Mirábamos para otro lado por miedo en realidad. Y también sin duda habría utilizado mi empatía mejor para haber dado a mi padre el espacio que sin duda él necesitaba para expresar su desorientación, su confusión, su preocupación en esos meses tan difíciles para él. 


4. ¿Qué crees que opinaría tu padre del libro? ¿Qué opina tu madre del mismo?

¡Jaja! Esta es una buenísima pregunta. Yo creo que se debe de estar riendo si me está viendo narrar sus aventuras de esa época desde donde él está ahora. Creo que también estaría orgulloso de ver que estoy haciendo llegar a otras personas una perspectiva más luminosa de la enfermedad. Porque sin duda fueron muchos, muchísimos, los momentos buenos, de conexión profunda, besos y risas que él tuvo en esos casi 10 años. Nunca dejó de reír y su sentido del humor fue el único de sus sentidos que se mantuvo intacto a lo largo de la enfermedad.

Mi madre está muy emocionada con el libro, le ha encantado, y también le ha servido para hacer balance de todo lo vivido entonces, para darse crédito a ella misma y sentirse orgullosa por el incondicional e infinito apoyo y amor que nos ofreció a todos y por supuesto a mi padre. Yo creo que no era consciente de lo extremadamente bien que lo hizo. Es muy sabia.


5. ¿Cómo han sido las opiniones de las personas que han leído ya el libro?

Estoy muy feliz porque están siendo muchas las personas que me están escribiendo para decirme cómo les está gustando el libro. Me cuentan lo emocionante que les resulta y cómo les hace a ratos reír y a ratos llorar, y por supuesto, pensar. 

También lo amenas que son las anécdotas con mi padre y los útiles que les está resultando las diez cartas que la Susana del futuro envía a la Susana de aquel entonces con sus consejos tan específicos. 

También me está llamando la atención que lo estén leyendo y disfrutando personas que no han conocido a mi padre ni a mí, y que ni siquiera tienen contacto con la demencia y que lo estén disfrutando tanto. ¡Estoy a la vez un pelín sorprendida y por supuesto encantada!

6. Realmente, tras la lectura del libro pienso que el humor es muy importante en la vida, posiblemente Facundo “vivió” mejor gracias a eso, ¿hay alguna receta para tomarse las cosas con mayor humor? ¿Cual es la tuya?

Estoy totalmente de acuerdo contigo. El humor es una manifestación de la inteligencia emocional y reírse de uno mismo es una receta infalible para navegar airoso por la vida. Cuando nos reímos genuinamente de nuestras circunstancias, no solo nuestro cerebro funciona mucho mejor sino que somos capaces de poner nuestros problemas en perspectiva y de afrontarlos de manera más eficaz y ligera. 

Facundo siempre tuvo un excelente sentido del humor, y ese talento le acompañó intacto hasta el último de sus días. La risa puede ser un puente perfecto para conectar con las personas con demencia

¿La receta para tomarse las cosas con mayor humor? Pues creo que relajarnos y relativizar; es una actitud que podemos elegir conscientemente ante cualquier circunstancia. Parar el ritmo, tomar perspectiva, y atrevernos a mirar de forma distinta los acontecimientos y por supuesto a nosotros mismos. Siempre hay un lado cómico en todo, es cuestión de querer encontrarlo. Mi receta, no tomarme nunca a mí misma demasiado en serio.


7. ¿Verías interesante la traducción del libro a otros idiomas, al inglés por ejemplo? 

Sin duda, el mensaje de “La luz de tu silencio” es universal, va sobre la conexión entre seres humanos, sobre la capacidad de escucha y de comunicación  y por lo tanto es relevante y aplicable a cualquier persona en cualquier lugar del planeta, más allá de la lengua que hable. Por otro lado, las creencias y mitos aceptados socialmente sobre la enfermedad y la manera de vivir el alzhéimer hoy en día es bastante similar en los cinco continentes: muy oscura y limitante.

8. Para finalizar, al residir en el Reino Unido, ¿cual crees que es la percepción de los ingleses respecto a esta enfermedad, igual, parecida a la nuestra? O ¿notas diferencias muy marcadas?

En el Reino Unido tienen una percepción muy similar a la nuestra, aunque los medios que el gobierno dirige a apoyar a las familias y a los enfermos son mayores. La inversión en formación a cuidadores es mucho más importante y el gobierno tiene previsto invertir una partida muy amplia de los nuevos presupuestos al sector de los servicios sociales para los mayores. 

Los británicos son en mi opinión muy pragmáticos y son conscientes de que la demencia acarreará un coste elevadísimo en servicios de atención social y seguridad social en las próximas décadas y han decidido hacer algo al respecto. Si no me equivoco las últimas cifras hablan de una dotación de más de dos billones de libras para mejorar tanto la formación y condiciones salariales de los cuidadores profesionales como en beneficios sociales y apoyo a las personas que padecen la enfermedad y sus familias. 

Una vez dicho esto, la forma de mirar a esta enfermedad y a las personas que la padecen sigue siendo muy oscura e inconsciente en todo el mundo, también en el Reino Unido.



Una vez más queremos darle las gracias a Susana por su disponibilidad.


Muchas gracias Susana.